(Busca palabras en esta página)

 
 

La celulitis, conocida médicamente como PEFE (paniculopatia edematosa fibroesclerosante) es un proceso muy frecuente en el sexo femenino.

Es, principalmente, un padecimiento estético, sin embargo, en muchos pacientes se acompaña de dolor, pesadez, calambres nocturnos.

Parece originarse en alteraciones en la microcirculación del tejido subcutáneo, donde se genera un estancamiento circulatorio. La rémora circulatoria favorece la acumulación de líquidos y toxinas que en el curso del tiempo promoverán la fibrosis (aumento desordenado de colágeno) del tejido adiposo subcutáneo. De este modo, se forman consolidados adiposos a modo de nódulos que arrastran la piel que los cubre. Esa tracción se objetiva en las clásicas depresiones o “poceado” de la celulitis.

Se postulan los siguientes factores predisponentes:

  • Sexo femenino

  • Herencia

  • Raza

  • Factores hormonales

  • Sedentarismo

  • Alimentación

  • Stress

  • Alteración circulatoria veno-linfática

El sobrepeso u obesidad no es una causa específica de la enfermedad. Muchas mujeres delgadas padecen celulitis, sin embargo, los kilos excedentes hacen más evidente el problema.   
Existen diversas escalas para medir la gravedad y tipo de celulitis.

Básicamente hay 3 tipos distintivos que son:

El tipo edematoso afecta principalmente a muslos en adolescentes. Hay pérdida de las formas redondeadas. Espontáneamente se observa la típica “piel de naranja”. Las pacientes sufren de pesadez y dolorimiento. Condiciona a la aparición de varices.
El tipo compacto se observa en mujeres jóvenes de buen físico, generalmente deportistas o bailarinas, cuyos tejidos son firmes y bien tonificados y sin edemas, lo que dificulta su localización. Sin embargo es evidente que por medio de la prueba del pellizco suele aparecer la piel de naranja y se palpan nodulaciones  dolorosas.
La piel en las áreas comprometidas es más fría.
Las ondulaciones no cambian con el movimiento corporal.
Hay tendencia a moretones y estrías.
La forma flácida es típica en personas sedentarias o aquellas que alguna vez fueron activas y ya no las son. También se presenta en personas que han sido sometidas a distintos tipos de tratamiento, en donde han subido y bajado de peso bruscamente.
El tejido es esponjoso al tacto y “flota o cuelga” con los movimientos corporales.
Para cada tipo de celulitis existen modalidades de tratamiento específico. Sin embargo hay medidas higiénico-dietéticas que se deben recomendar a todas las formas de celulitis:

  • Adecuación del peso

  • Ejercicio físico

  • Alimentación pobre en grasas e hidratos de carbono

  • Supresión de: tabaco, alcohol

  • Normalización del transito intestinal

  • Regular el estrés     

Desde la aplicación de emulsiones con diversos extractos vegetales, a tratamientos con sofisticados equipos, existe una variada oferta de recursos que serán elegidos para cada paciente y afección particular.

 
2007 © Consultorios-Xanas.com.ar | Sargento Cabral 876 . 3° piso . +54 11 4312 0921 . Retiro . Buenos Aires . Argentina | info@consultorios-xanas.com.ar
Quienes Somos | Información al Paciente | Tratamientos | Donde Estamos | Contacto ||||| Diseño: EMARGRAF